martes, septiembre 06, 2011

¿Puedes guardar un secreto?

Título: No te lo vas a creer
Autor: Sophie Kinsella
Editorial: Salamandra
Páginas: 288
Precio: 15 (Casa del Libro) 
Otros libros de la autora: ¿Te acuerdas de mí?, Loca por las compras, La reina de la casa.

Has tomado una copa de más y hablas por los codos, sin parar, y cuando por fin levantas la vista, unos ojos oscuros y penetrantes te observan atónitos, fascinados y... ¡muy interesados! 
Después de asistir en Glasgow a una desastrosa reunión de trabajo y de tomarse un par de vodkas, ¿o fueron tres?, para levantar el ánimo e infundirse valor, Emma Corrigan se sube por fin al temible artefacto volador para regresar a Londres. El vuelo resulta especialmente movido; algunos pasajeros gritan, las azafatas se abrochan los cinturones con caras lívidas, y Emma se agarra desesperadamente a los brazos de su asiento. Presa del pánico, de su boca empiezan a brotar todos sus secretos, sus sueños más ocultos y sus deseos más inconfesables, que van a parar a oídos del silencioso pasajero que, inmutable, la escucha sentado a su lado. 

Bien, pues después de haberme evitado el chick-lit (lo último que leí fue El Club de las Chocoadictas), y no es porque tenga algo en contra, sino que no es mucho mi género y son contadas las novelas que me llaman la atención, acabo de disfrutar mucho una de Sophie Kinsella. Vi hace no mucho Loca por las compras, y la verdad la película no me gustó, pero como del libro a la pantalla hay mucho trecho y había escuchado buenas cosas de la autora, me decidí por No te lo vas a creer o Can you keep a secret?  

Emma es una chica que cree en sí misma, pero a la que las circunstancias no siempre llevan a tener éxito, además es algo impulsiva y ello no ayudará en su vida familiar, compitiendo con su prima por la atención de sus padres, ni en la laboral, presionando para conseguir un asenso. Sin embargo los verdaderos problemas comenzarán con el reencuentro de este desconocido del avión, el cual ahora sabe todos sus secretos y ello no parece apartarlo ni un poco de ella, por el contrario, quiere conocerla más, lo cual deja a Emma bastante contrariada.

La vida de Emma dará un giro muy interesante, pero hay algo que no está bien, deberá averiguarlo y superar un corazón roto en el proceso, además de posibles planes de venganza y una amiga demasiado amiga-odia-hombres que me la sacará de quicio.

El estilo de este romance me ha parecido un poco a la trama de 27 bodas (27 dresses), pero la historia no se presta a la expectación, no es completamente impredecible, sino que te mantiene ocupado mientras disfrutas del momento. La escritura es muy amena, sencilla y en más de una ocasión me encontré riéndo de los pensamientos de nuestra protagonista y de las situaciones en las que se ve envuelta.

Hay cosas, como en toda novela para chicas que me desesperan bastante... del tipo "por qué no dijiste esto..." o "¿por qué no le dió un buen golpe...?" -xD-, pero al final todo resulta en un libro disfrutable y que seguro dan ganas de leer más de una vez. A pesar de encontrar buenos títulos, sigo sin quitarme todos los estigmas del género, creo que pasará bastante antes de que lea otro libro chick-lit, aunque sin duda se aceptan sugerencias.

 

5 comentarios:

Carolina dijo...

A mi me encanto, no pare de reir!

Saludos :)

Kyra dijo...

A mí el chick-lit me gusta porque siempre logra desestresarme y porque es genial entre lecturas màs "serias" o densas.
Me lo apunto.
Besos!!

Tatty dijo...

Me encanta el género y esta sin duda es mi autora favorita, he leído todos sus libros y me parecen geniales, me rio muchísimo
un beso!

Judith dijo...

Valla !! pero con esa sinopsis me lo apunto seguro, no he visto nada de esta autora pero por lo que cuentas me ha intrigado conocerla, buscare a si encuentro algo.
besos ^ ^

Rocio Garcia Franco dijo...

Yo quiero leerlo. Me encanta Sophie, me parece una escritora muy amena, entretenida y sencilla, práctica, para un buen rato.
Me encanta su libro "La reina de la casa" aunque yo lo tengo traducido como "No soy una diosa doméstica", lo leo y siempre me hace mucho reir.